La Asociación de Hostelería, respaldada por instituciones y partidos políticos, exige medidas concretas a las formas de actuar de la Agencia Tributaria

IMG_0195La Asociación Provincial de Hostelería, integrada en la FOE, ha acogido con satisfacción el respaldo de la partidos políticos y representantes institucionales ante la problemática que mantiene en vilo al sector, reavivada este fin de semana, y que no es otra que la actuación desmedida, en cuanto a las formas, de la Agencia Tributaria a la hora de reclamar sus deudas a bares y restaurantes de nuestra provincia. Ese apoyo quieren los hosteleros que se ponga en práctica y que no quede en simples manifestaciones de buena voluntad como ya ha tenido ocasión de trasladar el presidente de la FOE, Antonio Ponce, a su homólogo en el PP, Manuel Andrés González, en el transcurso de una reunión en la que igualmente se insistió por parte empresarial en la necesidad de abordar el déficit de infraestructuras que presenta nuestra provincia ya que con la llegada del AVE, el aeropuerto, el desdoble de la 435, etc. se reactivaría la actividad económica y, por ende, el consumo.

Desde el sector, reunido en la tarde noche de ayer en la FOE bajo la presidencia compartida de Antonio Ponce y el representante de la Hostelería, Iván Gómez, se pidió contundencia a las Administraciones con responsabilidad en el asunto para que frene esa más que reprobable manera de actuar de la Delegación en Huelva de la Agencia Tributaria.

 

Partiendo del hecho de que la Ley avala tal actuación cuando se adeuda a Hacienda y entendiendo que estamos ante una obligación que hay que atender, desde la Asociación de Hostelería si se criticaba ayer con vehemencia  los procedimientos utilizados, haciendo una escenificación impropia e innecesaria por parte de la Agencia Tributaria, llamando la atención a propios y extraños, en el mismísimo centro de la ciudad, sin parangón a nivel nacional. Asimismo, el sector se ve como cabeza de turco de la voracidad administrativa, mientras se hace la vista gorda desde el propio Ministerio de Hacienda en aquellos casos de economía sumergida conocidos, y a plena luz del día, sobre los que no actúan o lo hacen tarde y mal.

Sin entrar en mayor detalle, desde la Asociación se ha acordado mantener reuniones en los próximos días con representantes de instituciones y partidos políticos –como la celebrada hoy con el PP- que han mostrado su apoyo al sector, a fin de solicitar su intermediación en este conflicto que se prevé largo si alguien con responsabilidad no toma cartas en el asunto y evita nuevos capítulos.